Galería

La regla del viento en las Pruebas Combinadas

Por Néstor Calixto.

Hoy traigo a este foro un tema del que se habla poco pero del cual hemos tenido varios casos en los últimos tiempos. Me refiero a “La regla del viento en las Pruebas Combinadas del Atletismo”. Y aunque pudiera pensarse que es un asunto de dominio generalizado lo cierto es que muchos no conocen con exactitud las reglas de competición de la IAAF con referencia al tema, sobre todo por el hecho de que hemos tenido tres reglas diferentes en los últimos 15 años.

Hasta 2001, el reglamento indicaba que, a diferencia de las pruebas individuales, en las pruebas pertenecientes a una combinada,  donde se mide la velocidad del viento, para que un registro sea reconocido como récord, el viento no sobrepasará los 4 metros por segundo.

IAAF-2002-2003 (260.11)

Figura 1: Artículo 260.11 (Manual 2002-2003).

En el siguiente manual, el perteneciente al período 2002-2003 (ver Figura 1, a la izquierda), la regla cambió. Exactamente me refiero al artículo 260.11, en la parte superior de la página. La doble línea que aparece a la derecha del texto indica que ese artículo sufrió un cambio en esa edición.

El cambió hizo más permisiva la regla. Hasta ese momento, si en alguna de las pruebas se medía un viento superior a los 4 metros por segundo, automáticamente toda la combinada era considerada con viento favorable, para efectos de récords o marcas mínimas, e incluso para efectos de ranking (como pasa con las pruebas de velocidad o saltos horizontales cuando el viento es superior a 2 metros por segundo).

A partir de ese año 2002, entonces, en una combinada donde una de las lecturas del viento fuera superior a 4 metros por segundo, aún existía una opción para que el resultado no fuera considerado con viento a favor. Y esa posibilidad se explica en el punto (ii) del artículo 260.11: si el promedio de velocidad no sobrepasa los 2 metros por segundo el resultado es válido para efectos de récord. Este promedio, como se puede ver, se calcula sumando todas las lecturas del viento (que son tres en Decatlón y tres en Heptatlón) y dividiendo la suma por la cantidad de pruebas.

Figura 2: Regla 260.27 (Manual 2010-2011)

Figura 2: Artículo 260.27 (Manual 2010-2011)

Pero los cambios continuaron y en 2010 entró en vigor una nueva reglamentación, que eliminaba la dualidad (ver Figura 2). A partir de este año solamente se tomaría en cuenta, para reconocer un récord de combinadas, que el promedio de la velocidad del viento no sobrepasara los 2 metros por segundo. A partir de ese momento quedaba eliminada la regla de los 4 metros por segundo. El artículo ahora es el 260.27 y, como pueden ver en la Figura 3, sigue estando vigente. Esta última imagen corresponde a las Reglas de Competición de la IAAF 2014-2015.

Esta ha sido una breve reseña histórica de las modificaciones que ha sufrido la regla que rige la velocidad del viento para las pruebas combinadas.

Y ustedes se preguntarán: ¿Por qué hablar de esto ahora? Pues resulta que, más de lo que me hubiera imaginado, está siendo usada incorrectamente esta regla.

Figura 3: Artículo 260.27 (Manual 2014-2015)

Figura 3: Artículo 260.27 (Manual 2014-2015)

En la mayoría de los sitios que listan records o rankings de Atletismo aparecen como válidos, registros que, al amparo de esta reglamentación, deberían ser “ventosos”. Y este año 2015 ha sido pródigo en resultados muy destacados que, lamentablemente han sido “manchados” con vientos excesivos. Pero más lamentable es que en ningún sitio aparezca reseñado que estas son marcas con viento excesivo. Veamos los casos particulares:

DECATLÓN 2015

8725 – Trey Hardee: los vientos de esta marca fueron +2.0, +3.4 y +1.3, que sumados dan un total de +6.7 m/s  y un promedio de +2.23 m/s (superior a los 2 m/s permitidos). Lo curioso en este caso es que la marca de Hardee aparece, en casi todas las listas mundiales, en el primer lugar pues es el mejor total alcanzado en 2015. Y técnicamente están ubicando una marca con viento en la posición de líder mundial del Decatlón.

8269 – Kurt Felix: vientos de +1.4, +3.8 y +2.4, totalizan +7.6 m/s y promedian +2.53 m/s, también sobre el límite de 2 m/s. Esta marca la logró Felix en los Panamericanos de Toronto y con ella terminó en segundo lugar. Es más relevante el hecho de que este registro es mejor que el récord nacional de Granada, que el mismo poseía desde 2014. Pero no puede ser tomado como récord porque fue hecho con viento superior al permisible.

HEPTATLÓN 2015

6371 – Akela Jones: vientos de +0.9, +3.2 y +3.3 representan un viento total de +7.4 m/s y un promedio de +2.47 m/s, igualmente sobre el límite de +2 m/s. Este registro lo alcanzó Akela cuando ganó el Campeonato Universitario de USA, la NCAA. Y, como en el caso de Felix, el de Akela es superior al récord nacional de Heptatlón de Barbados, que ella misma poseía.

He traído estas tres marcas porque son resultados muy relevantes a nivel mundial, pero además porque los tres tienen, para sus atletas, un final feliz: los tres tienen la posibilidad de hacer estos registros válidos y de mantener el status que debieron obtener con ellos: Hardee el de líder mundial y Akela y Felix el récord nacional de sus respectivos países.

¿CÓMO SE HOMOLOGA UN RÉCORD DE COMBINADA VENTOSO?

No es una trampa, como muchos pudiera pensar. La manera de cambiar un resultado ventoso en una combinada a un resultado válido es muy sencilla y muy lógica y necesita que se cumplan ciertas condiciones. Está relacionado a la prueba de salto de longitud y los segundos (o terceros) saltos.

Se los voy a explicar usando como ejemplos los tres casos que expuse arriba, pero en términos generales, si alguno de los siguientes saltos de longitud del atleta (no el mejor de todos) fue con un viento inferior al mejor salto y ese viento, al calcular el promedio de la velocidad con los otros vientos de las pruebas de pista da 2m/s o menos, entonces ese resultado sirve para conformar, junto a las otras nueve (o seis) pruebas, una combinada que puede ser tomada para efectos de récord, marca mínima o ranking. La explicación a secas está un poco confusa pero aquí se las muestro con los ejemplos y verán que no es tan complicado.

8725 – Trey Hardee: La mejor marca de Hardee en Longitud fue 7.61m, con viento de +3.4. Su segundo mejor salto, 7.42m, fue con viento de +2.0. Tomando las otras lecturas de viento de su Decatlón, +2.0 en 100m y +1.3 en 110, nos da una suma de +5.3, que promedian +1.77, por debajo de +2.0, por lo que ese 7.42m permite hacer válido el Decatlón (recuerden que es para efectos de récords, marcas mínimas o ranking, el registro con viento es válido para la ubicación en la competencia). El nuevo total del Decatlón de Hardee, al colocar 7.42m en lugar del 7.61m, es 8678 puntos, que todavía lo colocan al frente del mundo en 2015.

8269 – Kurt Felix: Esta marca la logró el granadino en los Panamericanos de Toronto. Su récord nacional previo a esta competencia era de 8070, por lo que su total de 8269 es superior a su récord de Granada. En los juegos continentales su Salto de Longitud fue 7.54m con viento de +3.8m/s. Al analizar su segundo mejor salto encontramos que llegó a 7.48m y un viento de +2.2m/s. Sumando estos 2.2 a los otros vientos (+1.4 en 100m y +2.4 en 110) obtenemos +6.0, o lo que es lo mismo, un promedio de +2.0m/s, exactamente lo requerido para homologar su récord. Por tanto el récord nacional de Granada de Kurt Felix debe ser 8254 (que es el total de su Decatlón al sustituir el 7.54 por el 7.48).

6371 – Akela Jones: Akela Jones de Barbados , sorprendió a todas sus rivales en el Hepta de la NCAA. Allí la espigada y super talentosa atleta dejó una marca que destrozó su anterior récord nacional. Pero los 6371 puntos fueron con viento, como vimos arriba. Su mejor intento en el Salto de Longitud fue 6.53m con un viento de +3.3m/s. El segundo mejor salto, de 6.32m, fue con viento de +1.4m/s. Nuevamente vayamos a los vientos de las carreras, en este caso 100m con vallas (+0.9) y 200m (+3.2). Al sumar las tres lecturas obtenemos +5.5m/s, para un promedio de +1.83m/s, también debajo de los +2.0m/s, por lo que la marca con los 6.32m es válida y puede ser considerada como el nuevo récord de Barbados. Ese total, sustituyendo los 6.53 por los 6.32, es de 6303 puntos, por lo que este es el récord de Heptatlón de Barbados.

Espero que la explicación con los ejemplos y las fotos de los manuales les hayan ayudado a aclarar el tema del viento en las pruebas combinadas a muchos de nuestros amigos. He querido dejar para el final algo que no comprendo cómo es posible que aún esté ocurriendo.

Invito a mis amigos a que visiten la página de la IAAF, en su sección de “Records & Lists” (Records y Listados). Allí los invito a que vean la lista de Decatlón 2015, donde aparece la marca de Hardee al frente (aún está, hoy que estoy escribiendo) y la de Kurt. Esas marcas que aparecen no deberían estar en la sección principal, si no en una sección de viento y en su lugar deberían colocar las marcas que les acabo de decir: 8678 para Hardee y 8254 para Kurt. Pero para mí lo más desconcertante fue ver que en esta misma página, que es la oficial de la IAAF, aún aparece una referencia a la antigua regla del viento en las combinadas, cuando remite a los lectores a la sección de viento con el siguiente título: “Wind over 4m/s”. No me crean a mí, compruébenlo ustedes con sus propios ojos y den click en el enlace que aparece a continuación: Lista Mundial 2015 de Decatlón.

La intención de este artículo es educar e informar a todos los amigos que me lean (y que espero sean muchos), en el conocimiento de los reglamentos del Atletismo. He comenzado con esta regla porque estoy seguro que muchos miembros de la familia del Atletismo no conocen o no dominan este tema, que ha cambiado tanto en los últimos años. Pero les cuento que no será el único trabajo relacionado al Reglamento de Competiciones del Atletismo Mundial… pronto vendrán más.

Espero que mi objetivo se cumpla y que a partir de este momento todos los que vean una competencia de combinadas conozcan cuándo un atleta está haciendo o no una marca ventosa y las opciones que tiene para que su registro sea considerado como válido. Entiendan: reconocer una marca con viento en combinadas equivale a reconocer una marca de 100m con el viento superior a los 2m/s. Hoy día todos tienen en cuenta el detalle del viento en pruebas de velocidad o saltos longitudinales. Pues ojalá mi trabajo ayude a que, a partir de ahora, también sean correctamente diferenciados, los registros con viento en exceso en pruebas combinadas.

Desde mi modesta tribuna insto a la IAAF a que corrija los listados de pruebas combinadas en su página oficial. Ese sería un triunfo también de esta nota y, de lograrlo, habría llegado a las manos correctas y ganaríamos todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s